Horno de barro y ladrillos

Un horno clásico con techo tipo bóveda, realizado con las proporciones y los materiales apropiados para cocinar a la perfección. Todo el horno se encuentra aislado con lana de roca, y el piso y zona central de la cúpula están realizados en ladrillos refractarios de calidad seleccionada, garantizando un calor parejo y duradero y permitiendo cocinar pizzas a la piedra, además de toda una variedad enorme de carnes y verduras asadas.