Publicado el Dejar un comentario

La estufa del octógono

La estufa del octógono

Una Gymse clásica construida en Paraje Entre Ríos en un octógono bioconstruido

Al momento de resolver la calefacción de un octógono conviene elegir una estufa con libertad de trazar curvas sin perder eficiencia. Esta es la segunda Gymse clásica donde la logística fue realizada por Fito, de Cuchara y Barro (la primera fue la Dragona de Rincón de Lobos).

Laura vive en Paraje Entre Ríos con su hija de dos años. Mientras avanzaba la construcción de su octógono, ellas vivían en una yurta calefaccionada con una estufa metálica de combustión lenta de una marca reconocida. Nos contó que cuando la estufa metálica estaba al máximo se sofocaban de calor, y al poco tiempo de apagarse sentían frío.

El octógono es una hermosa obra de bioconstrucción, con paredes de quincha y techo vivo. Al poco tiempo de que terminamos la estufa Gymse, Laura y su hija se mudaron al octógono y empezaron a disfrutar de un calor más estable y saludable.

Si bién una estufa Gymse puede construirse en casas de cualquier tipo, es especialmente adecuada para bioconstrucciones, ya que los materiales naturales manejan mejor los cambios de temperatura y de humedad. Como resultado, el confort resultante será mayor.

Para cerrar el artículo veremos un video de la estufa en funcionamiento, y de la chimenea de salida durante ese momento. Como se puede observar, con la estufa a régimen no se percibe salida de humo por la chimenea. Esto se debe a que estas estufas realizan una combustión completa de los gases de la madera, generando más calor en el interior de la casa, y contaminando menos la atmósfera exterior.

Quiero compartir esta información:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *