Publicado el Dejar un comentario

Nacimiento de la Gymse MT

Después de tomar el taller en la casa de Jorge Belanko sabía que quería construir una Gymse, y tomé la desición de hacer una en casa. Por ese entonces mi casa se calefaccionaba con una Rocket “Ele”, autoconstruida 6 años atrás, y que había dado muchas satisfacciones. Solo pude reconciliarme con la idea de desarmarla cuando vi una mejor opción.

Replanteo de banco y chimenea

Juntar los materiales no fue fácil, pero al cabo de algunos meses consideré que ya estába listo para empezar. Era pleno invierno, habían caído dos días de nevadas intensas, y yo estaba sin estufa, ya que había desarmado la Rocket para armar la Gymse en el lugar que ocupaba.

El banco, en el espacio que antes ocupaba el núcleo de la Rocket “Ele”

Mi intención era hacer una Gymse, pero me interesaba experimentar un poco para agregarle una funcionalidad extra: quería una Gymse con horno, y me puse a diseñarla.

Diseño de la Gymse MT

Para agregar un horno a la Gymse sin modificar demasiado sus curvas características, terminé optando por un horno pequeño. Las medidas finales fueron 17x17x30 centímetros. Para que un horno de esas dimensiones resultara útil diseñé un sistema de bandejas de cocción que hiciera uso de todo el espacio.

Portabandejas

Ya estaba todo preparado: tenía un diseño, y tenía los materiales. Invité a algunos amigos, y de a poco fuimos construyendo la primera Gymse MT.

Prototipo de Gymse MT

Si bien al principio no fue fácil decidirme, optar por armar esta estufa fue una excelente decisión: los tiempos de atención que requiere son muy inferiores a una Rocket, y su inercia térmica es de casi el doble. Construirla me cambió la calidad de vida para bien, y me devolvió muchas horas que antes utilizaba para alimentar la estufa, y que hoy puedo usar para otras actividades. Esta experiencia me reconcilió con mi oficio de estufero: si esta estufa mejoró tanto mi calidad de vida, tal vez también pueda hacer lo mismo con otras familias.

Quiero compartir esta información:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *